Una guía de lenguaje inclusivo en el trato gubernamental

Perú posee en su estructura de gobierno,denominada Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. En este espacio se abordó la temática sobre el uso del lenguaje inclusivo y se realizó, a consecuencia, un manual para guiar sobre la utilización del mismo, en la campaña: “Si No Me Nombras, No Existo“.-

Elaborado por Ernesto Cuba García, con la colaboración de diferentes autoridades ministeriales, se editaron másde mil ejemplares del material que el gobierno peruano ha puesto en público a través de las redes. En el mismo, se menciona: “El lenguaje desempeña un rol determinante en la socialización cotidiana, dado que los prejuicios y la discriminación por género se hacen presente mediante el habla. Por ello, dando cumplimiento a las disposiciones de la Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres (Ley N° 28983), se apuesta por el uso del lenguaje inclusivo en las entidades públicas tanto a nivel del lenguaje escrito, hablado y gráfico. De esa forma, mediante la elección de ciertos términos, la adopción de las fórmulas gramaticales y la representación de imágenes, se busca abandonar prácticas donde el lenguaje es un medio para ocultar o subordinar la presencia femenina a la masculina o para mostrar la superioridad de un género sobre otro”

La “Guía para el uso del lenguaje inclusivo. Si no me nombras, no existo” es una oportunidad para pensar desde el enfoque de género acerca del uso que le damos al lenguaje en el Estado.
Las prácticas de comunicación no discriminatorias e igualitarias que promueve esta Guía se enmarcan justamente dentro de los esfuerzos del Estado peruano para transversalizar el enfoque de género en sus políticas públicas. Así pues, el objetivo de la Guía es generar cambios en las actitudes sexistas que, conscientemente o no, salen a la luz en el uso del lenguaje y las imágenes en la administración pública.” expresa la intencionalidad del corpus elaborado por el Ministerio peruano.
En las explicaciones que brinda esta guía, se consideran diferencias conceptuales básicas: “Género es un concepto que alude a las diferencias construidas socialmente entre mujeres y hombres y que están basadas en sus diferencias biológicas. Todas las sociedades asignan a las personas distintas responsabilidades, roles y espacios de realización personal y social de acuerdo a su sexo biológico, determinando la construcción de lo que se denomina roles tradicionales de género.
Estas diferencias han determinado que mujeres y hombres no tengan las mismas oportunidades y ventajas, estableciéndose un conjunto de desigualdades sociales y económicas, así como brechas para su igual desarrollo, que pueden ser observadas perfectamente al analizar la realidad.
Con el concepto de género se puede conocer y fomentar cambios positivos en mujeres y hombres, y entre ambos. De esa forma, se pueden transformar las desigualdades de tipo social, económico, político, laboral, etc., por razón de sexo.
Género Gramatical: Es una forma en la que se clasifican a los nombres y que tiene consecuencias en las palabras que las acompañan. Todos los nombres del castellano (también conocidos como “sustantivos”) tienen género gramatical, y pueden ser femeninos o masculinos.
El género gramatical que tiene cada sustantivo implica que los artículos y adjetivos que lo acompañan también tengan el mismo género gramatical al momento de formar una frase u oración. Esta es la manifestación del género gramatical y se le conoce como “concordancia””

Diferencias entre Género y Género Gramatical

Como se señaló, estos dos conceptos hacen referencia a realidades muy distintas. No obstante, por tener la misma forma lingüística (la palabra “género”) se los ha llegado a considerar equivalentes, cuando no es el caso.
Otras razones adicionales para diferenciar al género del género gramatical son las siguientes: a. Hay muchos nombres en castellano que designan a seres no animados. No puede
afirmarse que estosserestengan género femenino o masculino, o que son hembra o macho. Sin embargo, como todos los nombres del castellano, sí tienen un género gramatical que le fue asignado arbitrariamente. Es decir, no existe motivación alguna para que tenga un género gramatical femenino o un género gramatical masculino.
En los casos de seres animados (como la especie humana y otras especies) el género gramatical no siempre señalará a un género determinado. Es decir, una palabra puede tener género gramatical femenino y estar refiriéndose a un hombre, o puede tener género gramatical masculino y estar refiriéndose a una mujer.
En estos casos, el género gramatical puede corresponder a un género masculino o femenino dependiendo de la persona a la que se refiera. Así pues, “la víctima del crimen” puede ser un hombre y “el individuo” puede ser una mujer. Pero solo se sabrá su género por el contexto de la oración y no por el género gramatical de la palabra.
Por eso, resulta equivocado equiparar género con género gramatical. Se trata de dos realidades cercanas (acuñadas con el mismo nombre, lo que genera parte de la confusión), pero que son distintas entre sí.

 Fuente: Guía del Gobierno Peruano “Si no me nombras, no existo”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.