EXIGIMOS LA LIBERACIÓN DE ISABEL SORIA EN SALTA

Activista de los DDHH, dirigenta social y política, referente del Movimiento Feminista en el Norte Argentino fue detenida por disposición de un gerente gubernamental hospitalario ante la situación médica inhumana contra la madre de nuestra compañera, internada en grave estado en el Hospital San Bernardo, provincia de Salta.

El hecho ocurrió este viernes 5 de abril cuando Isabel Soria, fundadora de la ONG VOLVIENDO A CASA, en lucha por la trata de personas y en contra de la violencia de género, reclamó los malos tratos que recibe su mamá, internada en el nosocomio público tras ser operada, hace un mes por un quiste ovárico. El gerente DR. ALBEZA, en discusión ante la exigencia de SORIA, por una auditoría médica, mandó a la policía, sin orden judicial, a detenerla y mantener en prisión, por el fuerte cruce de palabras generadas en esta situación.

Desde el periódico, alertamos lo sucedido, advertimos de las medidas represivas aplicadas, expresamos nuestra consecuente sororidad y exigimos la liberación de ISABEL SORIA.

Compartimos a continuación el comunicado público de organizaciones del sector adhiriéndose al reclamo por la LIBERACIÓN DE ISABEL SORIA.

El movimiento feminista de la provincia de Salta repudia la arbitraria detención de la activista por los derechos humanos y referente de la Fundación Volviendo a Casa, Isabel Soria.

Isabel Soria concurrió esta mañana al despacho del Director del Hospital San Bernardo, Ramón Albeza, para solicitar una junta médica sobre el estado de salud de su madre quien permanece internada hace un mes en dicha institución, en una situación que se agrava día a día sin obtener información segura, clara y precisa, aún habiendola solicitado personalmente y por nota con acompañamiento legal.

Luego de la discusión, nuestra compañera fue detenida y trasladada a una sede policial sin tener una denuncia radicada en su contra ni estar cometiendo ningún tipo de delito, más que rogar a los médicos información sobre la salud de su madre y advirtiendo el abandonó y el trato indigno de la paciente.

Estamos frente a un hecho de violencia institucional, en donde una vez más, la corporación médica, niega información y derechos, dejando a pacientes y familiares librados a su suerte.

Exigimos la inmediata liberación de nuestra compañera Isabel Soria, que no se le impute ningún delito y que el plantel médico responsable de su madre le otorgue la información requerida por ella desde el inicio de su internación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.