CADENA PERPETUA A UNA PROGENITORA Y SU PAREJA POR ASESINAR A UN NENE EL CRIMEN DE LUCIO DUPUY Y LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA DE LOS DISCURSOS TRANSODIANTES

El maltrato infanto juvenil es un problema que merece todo el replanteo, en sí mismo, del sistema judicial en Argentina. Lucio Dupuy es la víctima por antonomasia de lo que debe ser erradicado de modo urgente en la prevención del delito contra las infancias.

En declaraciones a la prensa, Ramón, el abuelo de Lucio Dupuy, antes de la condena dijo:  “Los Derechos Humanos las protegen porque, si no, no podrían estar juntas” alegó en contra de la pareja autora del crimen cometido contra el pequeño.

Mientras la familia paterna de Lucio Dupuy lucha por la aprobación de una ley que proteja a los menores de abusos, maltratos y abandono, su abuelo acusó al presidente, Alberto Fernández porque considera “encajonó” el proyecto legislativo.
“Cuando vino a General Pico, me prometió que iba a sacarla y me faltó a la verdad, me mintió”, dijo el hombre de 56 años. En ese sentido, expresó que “al Gobierno no le conviene ir en contra de los ‘pañuelos verdes’”.
Este proyecto impulsado por la familia paterna de Lucio Dupuy obtuvo media sanción en Diputados por unanimidad, pero falta la aprobación del Senado. “No es muy difícil tratar una ley que le conviene a los chicos”, señaló Ramón.
En línea con esto, apuntó contra las organizaciones feministas y remarcó que “la Ley Lucio protege a los niños a los cuales los ‘pañuelos verdes’ están matando”. A su vez, cargó contra los Derechos Humanos: “A ellas las protegen, porque si no, no podrían estar en la cárcel juntas, y tienen todos los derechos habidos y por haber”.
“Se merecen la reclusión perpetua separadas, porque estas asesinas, lacras inmundas, están de vacaciones, de luna de miel en una cárcel de San Luis juntas en la misma celda con televisor, equipo de música, actividades físicas, juegos… Entonces no es justo para Lucio por lo que padeció”, sostuvo el abuelo.
Por otro lado, Ramón también acusó a las mamás de Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez de haber encubierto a las principales sospechosas. “Son tan culpables como las hienas que mataron a mi nieto. Sabían bien lo que pasaba”, aseguró.
Mientras tanto, hizo hincapié en la abuela materna del nene y dijo que es “otra basura como su hija”. “Ella dejaba Santa Rosa muy seguido, lo veía a Lucio todas las veces que quería, y nosotros no teníamos la oportunidad”, reveló.
Finalmente, el abuelo de 56 años se refirió a las últimas declaraciones de la progenitora del nene, quien había declarado que “a su hijo lo llora en privado”, y concluyó: “Ahí te das cuenta del cinismo de la hiena esa. ¿Qué persona puede llorar a un hijo en silencio? No le encuentro explicación. Nunca le vieron una lágrima en la cara, nunca se arrepintieron. No tienen corazón ni empatía, ni sentimientos. Son psicópatas”.
La derecha política y sectores fascistas en campaña electoral, han aprovechado los casos más sonados como el crimen en patota de Fernando Báez Sosa, o el de Lucio, para alentar los crímenes por odio, la violencia de género y una pelea férrea contra los Derechos Humanos, sin tocar en profundidad el mal manejo judicial de todos los procesos que mediáticamente son manipulados para orientar una carga de odio importante en el electorado argentino.
Aun así, el veredicto fue leído a las 12hs del jueves 2 de febrero de 2023. La pena tanto para la madre de Lucio Dupuy y su novia, es la de prisión perpetua. La sentencia por el espantoso crimen fue leída en la sala de audiencias N°8 de los tribunales de Santa Rosa, La Pampa.
La irracionalidad del planteo más básico pasa por considerar que el componente de una pareja lesbiana, gravitó o determinó la conducta criminal de las perpetradoras del crimen contra el niño, lo sindica un abuelo paterno al que se le puede comprender la rabia extrema, aunque no justifica el direccionamiento de sus palabras en contra del movimiento feminista, ni mucho menos, creer que el problema de todo fue que la progenitora del niño se perciba como lo hace. El crimen de Lucio, el maltrato infantil, tiene no sólo la inconducta grave de sus progenitora y progenitor, y de la madrastra del pequeño, sino todo un sistema judicial que se ausentó de la vida del ciudadano Lucio Dupuy, hoy asesinado.
Este crimen, como muchos otros, comparten las falencias estructurales del sistema judicial en Argentina, pues abandonando a la ciudadanía como garante en el cumplimiento de las leyes, los derechos humanos afectados conciernen, por ejemplo, también a la enorme cantidad de huérfanos y huérfanas por femicidios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *