223 Femicidios en 2020

Los datos relevados de medios gráficos y digitales de todo el país nos muestran que la violencia machista sigue presente: en lo que va de 2020 ocurrieron 223 femicidios, 21 de ellos en el mes de septiembre. Según los datos registrados, el hogar de las mujeres continúa siendo el lugar más inseguro, ya que el 64% de los femicidios ocurrió en la vivienda de la víctima. Al mismo tiempo, observamos que los femicidas pertenecen al círculo íntimo de las víctimas, debido a que el 65% de los femicidios fueron cometidos por parejas o ex parejas y en el 11% por un familiar. Este dato cobra mayor relevancia en el contexto de Aislamiento social, preventivo y obligatorio, dado que las víctimas se encuentran más expuestas al estar aisladas con su agresor. Muestra de ello es que desde el inicio del ASPO el 20 de marzo al 30 de septiembre ocurrieron 142 femicidios.

Es un dato crítico y preocupante saber que

1 de cada 5 mujeres asesinadas había hecho la denuncia por violencia de género contra su agresor

o ya contaba con medidas judiciales de protección que no fueron suficientes para salvar su vida. Estas cifras dan cuenta de la ineficacia del sistema judicial frente los casos de violencia de género. Se trata de mujeres que luego de un proceso complejo del reconocimiento de la situación de violencia en la que viven, han decidido pedir ayuda y protección a la justicia, y aún así han sido asesinadas. Esto no sólo es lamentable para nuestras compañeras que perdieron su vida, y sus seres queridos, sino que obstaculiza todo el esfuerzo que desde el mismo Estado y desde las organizaciones de la sociedad civil hacemos para informar a la sociedad los distintos canales para el acceso a la justicia.

En el mapa de nuestro país podemos encontrar que todas nuestras provincias, a excepción de Tierra del Fuego y La Rioja, presentan casos de femicidios. También podemos observar que en algunas de ellas la situación es más compleja y sus casos van en aumento: Buenos Aires (86), Santa Fe (29), Tucumán (13), Jujuy (12), Córdoba (12) y Misiones (11).

Consideramos que es fundamental que estas provincias diseñen y apliquen sus protocolos de acción contra las violencias de género, y que implementen de manera urgente la Ley Micaela en sus jurisdicciones, fundamentalmente en la Justicia y en las fuerzas de seguridad, con el objetivo de que se tomen medidas de protección adecuadas con celeridad, propiciando la escucha de las víctimas y el cumplimento de sus derechos. Y también para que tanto la escucha como la celeridad funcionen con los familiares de las mujeres desaparecidas. Fue de público conocimiento en estos días el femicidio de Sabrina Rueda, en Jujuy, luego de una intensa búsqueda de su paradero en la que los familiares de Sabrina denunciaron la falta de compromiso y acompañamiento en las tareas de rastrillaje por parte de la policía, siendo familiares y amigos de la víctima quienes coordinaron su búsqueda frente a la inacción de las fuerzas.

En nuestro país son muchas las mujeres desaparecidas que luego son halladas asesinadas, y son muchas las mujeres desaparecidas que aún seguimos buscando.

 

Fuente:

Ahora que sin nos ven

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *